No tienes edad para ver este contenido

Al entrar en este sitio acepta las Condiciones de uso y la Política de privacidad.

All4flavours blog Categorías

Enfermedades y CBD: Beneficios del cannabidiol como respuesta medicinal

En esta guía te explicamos los beneficios del cannabidiol para abordar diferentes afecciones físicas y mentales en las personas. 1. Cáncer, 2. Epilepsia, 3.Ansiedad, etc..

Beni
Actualizado: 22/10/2023 1557
Enfermedades y CBD: Beneficios del cannabidiol como respuesta medicinal
Compartir:

Enfermedades y CBD: Beneficios del cannabidiol como respuesta medicinal

Cannabidiol es un compuesto natural que se encuentra en la planta de cannabis sativa. Además, se ha utilizado durante siglos para tratar una amplia gama de afecciones, incluyendo dolores y malestares físicos y mentales. Los estudios más recientes sugieren que la planta de cáñamo también puede ser útil en el tratamiento de la ansiedad, el insomnio y otros problemas de salud cognitiva.

A continuación, en esta guía te explicamos los beneficios del cannabidiol CBD para combatir y/o aliviar diferentes afecciones del cuerpo con evidencia médica. 

Cáncer y CBD

Muchos estudios recientes han descubierto que el Cannabidiol (CBD) muestra ciertos efectos inhibidores en varios tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mama , cáncer de colon , cáncer de pulmón , ciertos tipos de tumores cerebrales , leucemia y otros.

En noviembre de 2007, tras varios estudios, los investigadores concluyeron que el cannabidiol (CBD) es capaz de controlar la propagación de tumores malignos e incluso retrasar la metástasis (el proceso por el que las células cancerosas se extienden a distintas partes del cuerpo) al "desactivar" la actividad de un gen responsable de la metástasis tumoral. 

Por último, además de sus propiedades anticancerígenas, el cannabidiol (CBD) parece hacer que determinadas células cancerosas sean más susceptibles a la quimioterapia, lo que, combinado con los efectos documentados del cannabidiol (CBD) en el alivio del dolor y el tratamiento de las náuseas y los vómitos, lo convierte en un fármaco prometedor para su uso sinérgico junto a las quimioterapias existentes.

Náuseas:

Se ha demostrado que el cannabidiol regula la desagradable sensación de náusea causada por virus o bacterias y regula los vómitos y los síntomas de mareo/náusea que se producen en una amplia gama de enfermedades. 

Además, también se ha demostrado que el CBD ayuda a aliviar las náuseas y los vómitos provocados por la quimioterapia, con una eficacia sorprendente. Esto, combinado con sus propiedades analgésicas y anti cancerígenas, y llevar algún día a considerar el cannabidiol, una sustancia totalmente natural, como uno de los suplementos más versátiles para ayudar a los pacientes sometidos a quimioterapia.

Epilepsia

El cannabis medicinal para la epilepsia ha demostrado ser un tratamiento seguro y eficaz que no tiene los efectos secundarios, a menudo graves, de los medicamentos antiepilépticos tradicionales.

 La relación entre la epilepsia como trastorno y el sistema endocannabinoide, que quiere contrarrestar o equilibrar el trastorno de la homeostasis, se muestra por el aumento de la densidad de los receptores CB1 y CB2 en la zona del foco epiléptico, como en el lóbulo temporal cuando hay epilepsia del lóbulo temporal. La adición de CBD ayuda a reducir las convulsiones en casi el 37% de los pacientes, con un 2% de pacientes que informan de la desaparición completa de las convulsiones. 

En otro estudio, el 57% muestra una reducción de la actividad convulsiva. En 2013 se realizó un estudio en niños con epilepsia y el resultado fue impresionante. El 84% de los niños del estudio había reducido considerablemente la frecuencia de las convulsiones con la administración de cannabidiol. Además, en el síndrome de Dravet muchos niños se han curado. Hoy en día, el cannabidiol se considera esencial para el tratamiento de niños y adolescentes con epilepsia.

Enfermedad hepática

El cáñamo no sólo alivia el dolor y la inflamación, sino que también restaura la función hepática. Un hígado sano es vital para la vida humana. Un hígado sano puede regenerar sus células aunque esté dañado. Sin embargo, cuando la lesión hepática es muy grave o si se produce durante mucho tiempo, el hígado pierde esta capacidad y se forma tejido cicatricial. La primera etapa de la formación de tejido cicatricial es la fibrosis. 

La última fase es la cirrosis. Cuando la cirrosis progresa, el tejido cicatricial es mayor que el tejido sano. La cirrosis puede provocar fatiga, debilidad, pérdida de apetito, picores e incluso coloración amarillenta de la piel (ictericia). 

El sistema endocannabinoide está presente en todos los plasmas vivos y es una extensa red de compuestos químicos y receptores. Cuando existe una disfunción en este sistema, los cannabinoides del cannabis (como el CBD) son el complemento perfecto de la naturaleza para el sistema endocannabinoide.Los endocannabinoides ayudan a regular las respuestas inflamatorias y los cambios vasculares.

También son vitales para la función neurológica y extremadamente beneficiosos para las personas que padecen enfermedades hepáticas como cirrosis y fibrosis. Los endocannabinoides intervienen en diversos aspectos de las enfermedades hepáticas agudas y crónicas, como los cambios vasculares, la modulación del proceso inflamatorio y la función neurológica. 

El CBD elimina las células dañinas que provocan la progresión de la enfermedad hepática. El CBD también es apropiado en la encefalopatía hepática, un trastorno neuropsiquiátrico causado por una insuficiencia hepática aguda o crónica. 

Además, restablece la función neurológica y cognitiva, restablece la función hepática normal en la insuficiencia hepática, normaliza los niveles de 5-HT y mejora la función cerebral, a partir de una combinación de sus efectos sobre el hígado y el cerebro.

Diabetes

La diabetes mellitus es un trastorno caracterizado por la falta o reducción de la producción de insulina, que es la hormona que descompone los azúcares de los alimentos, lo que provoca un aumento del azúcar en sangre e hiperglucemia. 

Esta alteración del metabolismo del azúcar puede provocar ceguera, insuficiencia renal, lesiones nerviosas y endurecimiento de los vasos sanguíneos. El sistema endocannabinoide desempeña un papel importante en el equilibrio de la distribución de la energía en el organismo y en el caso del metabolismo de la glucosa y los lípidos. Además, la disfunción de este sistema, por deficiencia o no, altera el metabolismo y puede conducir a riesgo cardiometabólico, obesidad y diabetes tipo 2.En las células endocrinas pancreáticas existen receptores cannabinoides CB1 y CB2 y su activación potencia la secreción de insulina. 

El estrés oxidativo y la inflamación desempeñan un papel importante en el desarrollo de la diabetes y sus complicaciones y es típico que el Cannabidiol (CBD) tenga importantes efectos antioxidantes y antiinflamatorios. Quienes toman CBD no desarrollan diabetes con tanta frecuencia como quienes no lo hacen (30% frente a 86%). Los cannabinoides influyen en los procesos metabólicos y reducen la incidencia de la diabetes.

Pero más allá de la prevención, los cannabinoides también protegen contra las complicaciones de la diabetes, como la retinopatía diabética, que es una causa común de ceguera y requiere el uso de antioxidantes para prevenirla. 

La administración de CBD durante 1-4 semanas reduce el estrés oxidativo y los factores de necrosis vascular y protege contra la retinopatía diabética. El tratamiento con cannabidiol reduce la neurotoxicidad, la inflamación y el daño retiniano. La neuroinflamación vascular en la retinopatía diabética se trata con CBD. El CBD no psicotrópico es un agente antiinflamatorio y neuroprotector y terapéutico.

Las propiedades antiinflamatorias del CBD tratan diversas enfermedades como la diabetes, la aterosclerosis y las enfermedades cardiovasculares. El cannabidiol es útil para tratar enfermedades relacionadas con la obesidad, como la diabetes de tipo 2, al aumentar la cantidad de energía que quema el cuerpo. 

El cannabis se asocia con una menor probabilidad de obesidad, un IMC más bajo y un menor riesgo de diabetes de tipo 2. El CBD es adecuado para la prevención y el tratamiento de la diabetes mellitus.

Estrés y ansiedad

Sabemos que la ansiedad o la preocupación excesiva pueden provocar alteraciones en el sueño y la productividad de una persona, ataques de pánico o, en casos más raros, incluso paranoia. El efecto del estrés en nuestra salud puede ser literalmente tóxico (hipertensión, enfermedades cardiacas, obesidad, diabetes, etc.).

Tras cientos de estudios a lo largo de las últimas décadas se ha demostrado que el cannabidiol puede ser una gran ayuda, puede alterar tu estado, cambiar tu energía y mostrar al cuerpo la "vía" para la autocorrección, al igual que puede ayudarte a relajarte tras un largo día. 

En concreto, una investigación realizada en 2015 demostró que el cannabidiol puede ser un tratamiento eficaz para formas de ansiedad como los ataques de pánico, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y el estrés postraumático.

Depresión

La depresión es una afección que afecta a 1 de cada 15 adultos cada año (se calcula que 1 de cada 6 personas la padecerá en algún momento de su vida) y puede ser una de las enfermedades más debilitantes para la psique de una persona. De hecho, en algunos casos, la medicación tradicional puede empeorar los síntomas. 

Los consumidores de cannabidiol afirman que su uso mejora el estado de ánimo. Esto se explica porque el cannabidiol (CBD) actúa como antidepresivo natural, afectando a los niveles de serotonina en el organismo. La serotonina es una hormona que el cuerpo produce de forma natural y cuando sus niveles son bajos, el organismo se desorganiza, creando diversos problemas de salud mental que están relacionados o incluso van más allá de la depresión.

Un estudio realizado en 2016 demostró que el CBD puede reducir el estado de depresión, de forma efectiva, haciendo que el cuerpo "recuerde" su alegría, apetito y felicidad de la infancia. Sin embargo, el cannabidiol también actúa como una ayuda muy eficaz para conciliar el sueño. Se sabe que el insomnio puede contribuir a los síntomas de la depresión y la ansiedad. Crea aún más estrés y debilita el organismo.

Esquizofrenia

El tratamiento farmacológico actual de la esquizofrenia sólo es parcialmente eficaz y principalmente para los síntomas. Esto llevó a los investigadores a explorar nuevas dianas farmacológicas y el sistema endocannabinoide y su función fue una de las principales. En las últimas décadas, cada vez más investigaciones han demostrado la presencia de anomalías en el sistema endocannabinoide, donde se asocia con la esquizofrenia.

Los estudios demuestran que el CBD tiene efectos beneficiosos en pacientes con esquizofrenia, ya que los efectos del CBD no parecen depender del antagonismo de los receptores de dopamina, y este factor representa una nueva clase de tratamiento para el trastorno. 

Dado que el CBD actúa de forma diferente a la medicación antipsicótica convencional, aumenta la posibilidad de que también tenga efectos beneficiosos sobre la función cognitiva. Estos resultados apoyan la idea de que el CBD puede ser un futuro tratamiento de la psicosis en general y de la esquizofrenia en particular.

Enfermedad de Alzheimer

Entre las enfermedades relacionadas con la demencia que pueden aliviarse con el CBD se encuentran: la enfermedad de Alzheimer, la demencia vascular, la demencia con cuerpos de Lewy (DCL), la enfermedad de Parkinson, la demencia del lóbulo frontal y la enfermedad de Huntington. 

Según investigadores del Instituto Salk de California, el estudio de 2017 ha encontrado pruebas de que cannabinoides como el CBD podría ayudar a levantar la demencia de las células cerebrales. Hay tres formas en las que el CBD puede mejorar la salud de las personas con demencia: reduciendo la inflamación, reduciendo la acumulación de oxígeno y funcionando como estimulante cerebral y neuroprotector. Se ha demostrado que la inflamación aumenta el impacto negativo de la enfermedad de Alzheimer. 

La respuesta inflamatoria se produce cuando las células inmunitarias del cerebro no consiguen eliminar los bloqueos desorientadores. La inflamación, que es una de las causas principales de los síntomas del Alzheimer, a menudo puede reducirse utilizando aceite de CBD.

Cuando se produce una inflamación en el cerebro, se libera oxígeno como componente reactivo causado por el estrés de la enfermedad de Alzheimer. Cuanto mayor sea la inflamación, mayor será el efecto negativo. Las funciones cerebrales importantes, como la memoria, se reducen al liberarse más oxígeno en las células cerebrales. 

La pérdida de memoria y el deterioro cerebral provocan indirectamente un aumento del oxígeno en el cerebro. El CBD es un antioxidante, que ayuda a reducir los problemas relacionados con el estrés asociados a la enfermedad de Alzheimer.

Las funciones cerebrales que se ven afectadas negativamente por el estrés de oxígeno pueden mejorarse con el uso de CBD.Las células cerebrales de los pacientes de Alzheimer suelen mostrar un curso de rápido declive y destrucción. La capacidad de estimular el tejido cerebral se descubrió recientemente como un beneficio potencial del CBD. En ensayos clínicos, el CBD ha demostrado su capacidad para revertir e incluso prevenir el desarrollo de los efectos negativos del Alzheimer. 

Un estudio realizado en 2011 por los investigadores australianos Tim Karl y Carl Group descubrió que el CBD favorece el crecimiento y el desarrollo de las células cerebrales, lo que demostró que reduce el deterioro de la memoria y otras funciones cerebrales.

Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurológico que afecta al tronco nervioso de una persona, con una edad media de aparición de 60 años. En pocas palabras, las células cerebrales que producen el neurotransmisor dopamina, responsable de transmitir mensajes al cuerpo en relación con el movimiento, se destruyen y mueren. Esto da lugar a diversos problemas de movimiento, que pueden incluir temblores, falta de expresión facial, dificultad para mantener el equilibrio y rigidez muscular. 

Además, la EP puede convertirse en demencia de la enfermedad de Parkinson (PDD), que afecta a la función cognitiva de una persona, como la capacidad de recordar cosas, tomar decisiones acertadas y prestar atención. Las personas con EP y PDD a menudo buscan tratamiento en forma de medicamentos recetados para aliviar los síntomas, a menudo con efectos secundarios no deseados como mareos, somnolencia, visión borrosa, náuseas, diarrea, vómitos, sequedad de boca, pérdida de apetito, acidez, etc.

Enfermedades cardiovasculares

El término enfermedad cardiovascular hace referencia a un conjunto de enfermedades que afectan al corazón y al sistema circulatorio. El cannabis es eficaz en pacientes con enfermedades cardiovasculares como la enfermedad arterial coronaria (angina de pecho), la enfermedad cerebrovascular y la insuficiencia cardiaca terminal, ya que reduce la presión arterial al dilatar las arterias y disminuir los daños causados por los infartos de miocardio y los derrames cerebrales. En particular, provoca vasodilatación, que es un efecto conocido de los cannabinoides. 

Los cannabinoides intra y exo ejercen un efecto protector sobre la función cardiaca para tratar la isquemia, el shock y el infarto de miocardio. El sistema endocannabinoide con la acción de los receptores CB2 es un importante mecanismo protector contra la isquemia miocárdica. De hecho, el tamaño del infarto se reduce en un 66% cuando se administra CBD porque se reduce la inflamación miocárdica. El cannabidiol ejerce un fuerte efecto cardioprotector contra la isquemia y es un tratamiento muy prometedor, sin efectos secundarios.

Artritis

La artritis se refiere a una amplia gama de enfermedades que implican la inflamación de una o más articulaciones de nuestro cuerpo. Los estudios realizados han demostrado que el Cannabidiol (CBD) reduce drásticamente un patrón de artritis aguda que se aplica a numerosos tipos diferentes de trastornos articulares. Otro beneficio que tiene el CBD cuando se administra para la artritis es que reduce el dolor causado por varios tipos de artritis, incluida la artritis reumatoide generalizada, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y su acción analgésica.

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad debilitante del sistema nervioso central, que a menudo conduce a la discapacidad; el sistema inmunitario del organismo ataca al cuerpo y destruye la mielina que protege y aísla las fibras nerviosas. La mielina aumenta la velocidad a la que se mueven los impulsos eléctricos entre el cerebro y el resto del cuerpo y es esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso. 

La pérdida de mielina provoca la interrupción de las señales entre el cerebro y el cuerpo. Los tratamientos incluyen corticosteroides para reducir la inflamación del nervio y recambio plasmático para controlar los síntomas y posiblemente limitar la progresión de la enfermedad. Los llamados fármacos modificadores de la clase de los inyectables y las pastillas no son eficaces y tienen efectos secundarios.

En el caso de un trastorno autoinmunitario, el sistema inmunitario, que existe para proteger al organismo, se vuelve loco y empieza a pensar que determinadas partes del cuerpo son invasoras y las ataca para destruirlas. Los cannabinoides que son las fuerzas de la homeostasis y la salud contraatacan al aliado mutante, el sistema inmunitario. Esto aumenta los receptores CB2 en las zonas de la columna vertebral afectadas por la EM.

El cannabis puede ralentizar el proceso neurodegenerativo de la esclerosis múltiple, que conduce a la discapacidad. Los estudios han demostrado que los cannabinoides intervienen en la regulación del sistema inmunitario a través de su acción sobre los receptores cannabinoides del sistema endocannabinoide. 

Los cannabinoides pueden regular la respuesta inflamatoria y ayudar a la neuroregeneración. Los cannabinoides tienen efectos neuroprotectores en la esclerosis múltiple y reducen los daños en la mielina causados por la inflamación. Los cannabinoides administrados en la esclerosis múltiple reducen la discapacidad neurológica, mejoran la coordinación motora y limitan la progresión de la enfermedad.

Además, el cannabis puede ayudar a los pacientes de esclerosis múltiple a controlar los síntomas asociados a su enfermedad. Se ha demostrado que el cáñamo es eficaz para reducir el dolor, la rigidez muscular y los espasmos en pacientes con EM.

Adicción al alcohol, nicotina, sustancias

La adicción se clasifica como enfermedad porque la adicción impregna y altera la forma en que el cerebro procesa la información. En concreto, las zonas del cerebro que son fundamentales para controlar la percepción de las actividades cotidianas y placenteras son sensibles a los efectos de las drogas adictivas. Debido a la reconexión del cerebro en la adicción, la persona suele percibir el mundo en relación con la droga que ha elegido. El cerebro aprende a asociar los derivados de la droga o el lugar físico de la implicación de la droga en el contexto del consumo. Estas señales se convierten en recordatorios integrales y refuerzan el consumo de drogas.

Drogas y sustancias

Los adictos entran en estados de recaída por muchas razones, entre ellas los intensos antojos provocados por el consumo de drogas, la sensibilidad a la ansiedad, el aumento del estrés y el deterioro del control del pulso. Friedbert Weiss, responsable del Instituto de Investigación Scripps de California e investigador del estudio sobre la adicción, resumió los beneficios del CBD con la siguiente afirmación: "La eficacia del cannabinoide CBD para reducir la dependencia en ratas tanto del alcohol como de la cocaína -o la heroína- predice el potencial terapéutico del CBD en la desintoxicación de varias clases de drogas de abuso." Además, la atenuación continuada de la búsqueda de drogas observada durante el estudio implica que el CBD ejerce efectos mejoradores a largo plazo y no transitorios.

Alcohol (etanol) 

Un estudio preclínico de 2018 demostró algunos hallazgos en relación con la dependencia del alcohol. El consumo de CBD puede reducir el riesgo de recaída de los pacientes. También se ha descubierto que la ansiedad, los problemas de sueño y la impulsividad asociados al síndrome de abstinencia pueden reducirse con el consumo de CBD.

Nicotina (fumar)

Un estudio reciente ha demostrado que el CBD puede ser una ayuda eficaz para dejar de fumar. Investigadores del University College de Londres, tras una investigación, publicaron un artículo en la revista Addictive Behaviors tras descubrir que el componente natural no psicoactivo del cannabis (por su nombre científico cannabidiol y también conocido como aceite de CBD), podría reducir el número de cigarrillos consumidos por los fumadores o incluso reducir el número de cigarrillos que fuman los fumadores o incluso dejar de fumar definitivamente por completo.

Lesiones craneoencefálicas

El traumatismo craneoencefálico (TCE) es una de las principales causas de muerte en todo el mundo en personas menores de 45 años. Las causas más comunes son los accidentes de tráfico, las caídas y los accidentes deportivos. Es la causa reconocida más frecuente de epilepsia entre los adultos. Las nuevas investigaciones llevadas a cabo demuestran que las conmociones cerebrales sucesivas y cualquier consecuencia de los traumatismos craneoencefálicos pueden provocar un problema cerebral importante. Un artículo de 2011 en el British Journal of Pharmacology describe el sistema endocannabinoide (ECS) como un "mecanismo de autoprotección y se activa directamente y con alta intensidad en respuesta a un accidente cerebrovascular o TBI (TBI) .

Según las investigaciones realizadas por el científico israelí Raphael Mechoulam, se ha observado que los niveles de endocannabinoides en el cerebro aumentan significativamente durante e inmediatamente después de una lesión cerebral traumática o un derrame cerebral. Estos compuestos endógenos activan los receptores cannabinoides, conocidos como CB1 y CB2 , que protegen contra los déficits neurológicos y motores causados por lesiones cerebrales. 

Los cannabinoides herbales, como el CBD, imitan y potencian la actividad de los cannabinoides endógenos que todos los mamíferos producen internamente, lo que resulta en una mayor neuroprotección natural del cerebro y una curación óptima de los traumatismos, en casos de lesiones.

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y Trastorno por Déficit de Atención (TDA)

El cannabis medicinal y los cannabinoides han mejorado considerablemente la vida de los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Los productos de cannabis medicinal tienen menos efectos secundarios negativos que los tratamientos estimulantes estándar.

Prescribir fármacos psiquiátricos a los niños cambia su mente, su cuerpo y toda su vida, y tiene muchos efectos secundarios como psicosis, dificultad para dormir, dolor de estómago, diarrea, dolor de cabeza y falta de hambre que lleva a la pérdida de peso, así como aneurisma de vasos sanguíneos, insuficiencia cardiaca y fiebre. Los pacientes con TDAH, con el cannabis aumentan la atención, el enfoque, y pueden concentrarse en su trabajo. El 70% del trabajo del cerebro consiste en bloquear la entrada sensorial del otro 30%. 

La teoría más aceptada sobre el TDAH se basa en el hecho de que alrededor del 70% de la función del cerebro consiste en regular la entrada de información al otro 30%. La causa del TDAH es una alteración de la capacidad para suprimir la información sensorial, tanto interna como externa. Básicamente, el cerebro se confunde con demasiada información que llega demasiado rápido y este fenómeno está causado por una disfunción de la dopamina. El cannabidiol regula el sistema dopaminérgico y, por tanto, tiene potencial para tratar a pacientes con TDAH.

En muchos laboratorios de todo el mundo se están llevando a cabo intensas investigaciones para producir fármacos basados en los componentes del cannabis que no tengan efectos psicotrópicos, es decir, que se mantengan alejados de la zona cerebral y actúen únicamente sobre el receptor periférico al que muestran preferencia los análogos no psicotrópicos (es decir, las moléculas cannabis miméticas modificadas por los investigadores), que muestran un elevado efecto antiinflamatorio.

De todo lo anterior se concluye que el cannabis medicinal abre nuevos horizontes en la medicina moderna, dando un enfoque prometedor incluso para enfermedades graves e incurables, donde hasta ahora los medios terapéuticos de la medicina se consideran ineficaces.

tiene efectos positivos de gran alcance y podría utilizarse para tratar numerosas enfermedades neurológicas o autoinmunes.

Beneficios del CBD para mejorar la calidad de vida

El cannabidiol, o CBD, es un compuesto presente en la planta de cannabis que ha demostrado tener una serie de beneficios y aplicaciones terapéuticas para el ser humano.

El CBD tiene efecto antiinflamatorio

El CBD ha sido investigado por su capacidad para aliviar el dolor crónico, reducir la ansiedad y mejorar la calidad del sueño. 

Uno de los descubrimientos más importantes sobre el CBD es su capacidad para reducir la inflamación, lo que lo hace eficaz en el tratamiento de patologías como: el artritis y la artritis reumatoide. 

el CBD es Antioxidante

Se dice que el CBD es un potente antioxidante. Esto significa que protege a las células del cuerpo de los daños causados por los radicales libres, que son moléculas altamente reactivas que pueden dañar las células y aumentar el riesgo de enfermedades como enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurodegenerativas y cáncer.

Los estudios in vitro han demostrado que el CBD tiene un efecto protector contra el daño celular y que es más eficaz que algunos antioxidantes conocidos, como la vitamina C y la vitamina E. Esto sugiere que el CBD puede tener un impacto significativo en la prevención de enfermedades y en la protección de la salud a largo plazo.

Sin embargo, es importante destacar que la investigación sobre las propiedades antioxidantes del CBD es limitada y que se necesita realizar más investigaciones para comprender completamente su papel en la prevención de enfermedades y en la protección de la salud.

Conclusiones

En resumen, la tendencia sobre el CBD son muy prometedores y sugieren que este compuesto puede ser una herramienta valiosa para mejorar la salud y el bienestar de las personas. Sin embargo, es importante destacar que la investigación sobre el CBD sigue siendo limitada y que es necesario continuar investigando para comprender plenamente sus aplicaciones y su seguridad a largo plazo.

0 comentarios

Escribe un comentario